2 de febrero de 2009

La niña que se tuvo que hacer mayor


Ayer tuve un reencuentro, esperado desde hace algunos días y extraño a su vez, quizás por las circunstancias que lo rodeaban, el contrapunto lo ponían unos niños felices y QUERIDOS, a los que no les falta de nada, y no me refiero a lo material, que también, sino precisamente a la palabra que resalto, por la importancia que ayer me dí cuenta que tenía...

¿Qué se le dice a una persona a la que tienes tantas ganas de ver, pero que ya no es la misma, para la cual casi eres una extraña, te recuerda vagamente...?¿ella estaba nerviosa? ¿retraida? yo también...

Una chiquilla, con la mirada triste, que en vez de pensar en lo que piensa cualquier niña de 15 años, tiene que pensar en los que la rodean y que deberían estarse preocupando por su felicidad, en que va a ser de su vida mañana , que joven y cuantas cosas has tenido que vivir mi niña!

Al menos parece ha encontrado su "lugar", ojalá le sirva de algo y salga adelante.

Pensabamos, yo y mi familia, la habíamos perdido, por circunstancias ajenas a nosotros, pero "apareció" y no queremos volverla a perder, ¿sentirá ella lo mismo?

Bienvenida Isabel! Tienes una familia! Espero no se quede aquí, nuestro amor no te va a faltar si lo buscas ...

Cada nuevo encuentro será un pasó más

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.
 

Persiguiendo sueños